Domingo 19 de Octubre 2014 10:22:20 PM
Estado del Tiempo
Min. a Min.
Ratifican pena de muerte a mexicanos en Malasia
ESTATAL
Escrito por Redacción/El Diario
Jueves 15 de Agosto de 2013 04:00 AM
El Diario
Los hermanos salieron cabizbajos de la sala del tribunal de Kuala Lumpur tras escuchar el veredicto.
Autoridades de Malasia ratificaron la sentencia a muerte de los hermanos mexicanos González Villarreal, condenados hace dos años por el delito de narcotráfico




Bangkok.- El Tribunal de Apelaciones de Malasia confirmó hoy la sentencia a morir en la horca para los tres hermanos mexicanos González Villarreal, condenados hace dos años por un delito de narcotráfico.

Los tres magistrados de la corte rechazaron la apelación de los hermanos Luis Alfonso, Simón y José Regino, a quienes sólo les queda apelar al Tribunal Federal y, por último, solicitar el perdón real para escapar a la pena capital.

"Desgraciadamente, han rechazado la petición, vamos a presentar cuanto antes una apelación ante el Tribunal Federal", manifestó por teléfono el abogado de los hermanos mexicano, Kitson Foong.

Los mexicanos fueron detenidos el 4 de Marzo de 2008 en una redada realizada por la Policía malasia en la ciudad de Johor, junto a un ciudadano malasio y otro singapurés, que también están condenados a muerte.

El letrado no consiguió convencer al tribunal de que los hermanos sólo se encargaban de las tareas de limpieza y que fueron detenidos en la parte exterior de la nave donde los agentes encontraron 29 kilogramos de metanfetamina, un alijo valorado en 15 millones de dólares.

Sin embargo, el fiscal alegó que se encontraron restos de droga en las ropas y las manos de los acusados.

Según un periodista del diario mexicano "Milenio", los tres hermanos, originarios del estado de Sinaloa, salieron cabizbajos de la sala del tribunal de Kuala Lumpur tras escuchar el veredicto.

Una forma de escapar a la pena capital es que la justicia malasia sustituya los cargos de narcotráficos por los de posesión de narcóticos, lo que les conmutaría la pena por una larga estancia en la cárcel y un castigo aplicado con azotes en las nalgas.

El abogado de los mexicanos González Villarreal también alega que un tercio de las metanfetaminas desaparecieron mientras eran custodiadas por la Policía, lo que debería suponer, en su opinión, la anulación del proceso judicial por una vulneración de los derechos fundamentales de sus clientes.

Aunque Sinaloa es conocida por acoger uno de los mayores cárteles de la droga, los hermanos mexicanos no tienen antecedentes penales y crecieron en una familia humilde de siete hermanos, de los que el menor murió en un robo.






La SRE lamenta sentencia de horca a tres mexicanos en Malasia
Ciudad de México.- El Gobierno de Méxicol amentó la imposición de la pena de muerte impuesta contra tres hermanos mexicanos por un Tribunal en Malasia.

A través de un comunicado, la SRE reiteró su "indeclinable compromiso con la protección de los derechos de los mexicanos en el exterior, sin prejuzgar la posible culpabilidad o inocencia de los acusados".

"Si bien enfatiza su pleno respeto a la legislación interna de Malasia, el Gobierno de México lamenta la imposición de la pena de muerte en contra de los hermanos González Villareal", se indicó.

Como se recordará, México mantiene una posición contraria a la pena de muerte.

Esta mañana, la Corte de Apelaciones de Malasia ratificó la sentencia de pena de muerte a los hermanos Luis Alfonso, Simón y José Regino González Villarreal, quienes fueron detenidos por la Policía Real de Malasia el 4 de Marzo del 2008, en la ciudad de Johor Bahru, bajo los cargos de tráfico, producción y distribución de narcóticos

La esperanza decae en la familia tras la ratificación de la sentencia de muerte este miércoles en Malasia para los hermanos mexicanos José Regino, Simón y Luis Alfonso González Villarreal afectó el ánimo de sus familiares.

“Nos parece que las esperanzas están medio trancaditas”, dice con voz entrecortada Héctor González Ríos, padre de los acusados, tras conocer la determinación del Tribunal de Apelaciones del país asiático.

“Veremos allí el apoyo del gobierno federal, si es que quiere apoyar”, agrega el padre de los tres hermanos, entrevistado en la ladrillera donde trabaja, para dar el sustento económico a su familia.

El hogar de la familia González, se llenó de cámaras de video y grabadoras de medios de comunicación nacionales e internacionales, que cubren la historia de los tres hermanos sentenciados a morir.

El Tribunal de Apelaciones confirmó la sentencia este miércoles, por lo que a los hermanos solo les queda como recurso apelar al Tribunal Federal y, por último, solicitar el perdón real para evitar la pena capital.



“¿Mantiene viva la esperanza de que le regresen con vida a sus hijos?”, se le cuestiona a al papá de los hermanos.

“Pues la cosa está, para nosotros, penosa. No halla uno ni pa’ dónde hacerse, tan lejos que están las cosas”, responde.

La esperanza de Héctor González parece decaer, aunque eso no le impide continuar con la elaboración del ladrillo.

“Aquí está su trabajo”, menciona sobre el lugar donde, según dijo, se formaron sus hijos, ayudándole en esa tarea.

El padre de los tres mexicanos sentenciados dice que la familia se siente abandonada por el gobierno del presidente de México, Enrique Peña Nieto, a quien le pidieron ayuda por medio de una carta, la última ocasión en que estuvo en Sinaloa.

Mientras tanto Carmen Villarreal, madre de José Regino, Simón y Luis Alfonso, permanece dormida después de pasar en vela la madrugada de este miércoles. Estuvo al tanto de los reportes sobre la determinación del Tribunal de Apelaciones en Malasia, a la espera de buenas noticias.

Pero el fallo no favoreció a sus hijos.

Para presenciar el juicio que se sigue en contra de sus tres hermanos, Alejandrina viajó a Malasia acompañada por su cuñada Consuelo Soto Ríos.

Otra de las hermanas, Leticia González Villarreal, cuenta que doña Carmen está triste y su salud comienza a deteriorarse.

Cuando la madre de los tres mexicanos sentenciados se enteró de la primer sentencia en contra de ellos sufrió un infarto al miocardio, pero “gracias a Dios, sigue viva, en espera de que sus hijos regresen a casa”.

“Aquí está su trabajo”, menciona sobre el lugar donde, según dijo, se formaron sus hijos, ayudándole en esa tarea:  Héctor González, Padre de los sentenciados.


4 DE MARZO DE 2008.  Fueron bajo los cargos de tráfico, producción y distribución de narcóticos.
Escrito por Redacción/El Diario
Jueves 15 de Agosto de 2013 04:00 AM
OPINIÓN
NOTICIAS
RECIENTES
COMENTADAS
LEIDAS
WWW.ELDIARIODESINALOA.COM | WWW.ELDIARIODELOSMOCHIS.COM.MX
  Ir arriba  
El Diario de Sinaloa, Los Mochis México © 2010 - 2011 Generada en: 0.0077 segundos
Sitio desarrollado por UPC Technologies
Comentarios
¿DESEAS COMENTAR ESTA NOTA?
Comentario*

Nombre*


Correo electrónico*
Código de validación
Ingrese el código de validación*